martes, 16 de enero de 2018

Anexo: documentos fabricación de tractores Deutz

Según la revista Agro Nuestro, de 1962: "El campo necesita con urgencia los créditos de fomento, declaró el Ingeniero Carlos Llorente, jefe de ventas de DeCa Deutz".
"- ¿Cómo cree usted que pueda resolverse el problema de provisión de nuevas unidades mientras subsista la congelación de créditos de fomento agropecuario?
- No podemos engañarnos; creo que debemos hablar con franqueza. De no existir créditos para la adquisición de tractores o maquinarias agrícolas, sólo veo dos posibilidades: que el productor adquiera las unidades sin financiación, o que esa financiación esté a cargo de los distribuidores o fabricantes. Como es fácil apreciar, ninguna de esas posibilidades existen en el momento actual. Por un lado, el productor se encuentra descapitalizado como consecuencia de la política de precios seguida desde hace ya años y por el otro lado, ni los distribuidores ni los fabricantes pueden entrar a financiar ventas a largo plazo. No es función del distribuidor o fabricante la financiación a mediano o largo plazo y además existen las dificultades insalvables para conseguir en el mercado de capitales argentinos, dinero en volumen suficiente y a un interés razonable. Por lo tanto creo necesario recalcar la necesidad de los créditos oficiales de fomento agropecuario con una condición "sine qua non" para incrementar el volumen de nuestra producción agrícola-ganadera, política que es la que siguen los países que han deseado aumentar su producción.
- ¿Ha pensado Otto Deutz en encarar una parte de la distribución de sus unidades por medio del movimiento cooperativo?
- Es un problema que lo hemos estudiado, pero creo que es a través del concesionario que se debe realizar la distribución, para que éste pueda asegurar un servicio eficiente. La venta de un tractor es algo más que la simple entrega de una máquina y creo que sería muy complicado para una cooperativa el poder ofrecer todas las marcas que hay actualmente en plaza, y al mismo tiempo encargarse de la venta de los repuestos para todas esas marcas y del servicio para ellas.
No se puede olvidar tampoco el problema que les ocasionaría el tener que tomar tractores usados como parte de pago. Creo que la función social que deben llenar las cooperativas es necesario que se extienda a muchos campos; no obstante estimo que es mucho pretender canalizar todas las actividades a través de las cooperativas.
- ¿Cree usted que un productor agropecuario "medio" esté actualmente en condiciones de adquirir un tractor, frente a los márgenes inestables e inciertos que obtiene de su producción?
- Tal vez no corresponda hablar de los márgentes inestables e inciertos; más bien creo que en algunos casos por distintas razones estos márgenes no son lo suficientemente remunerativos. A pesar de ello, creo que el productor agropecuario medio, si tiene una explotación suficientemente equilibrada y diversificada, tiene sumo interés en adquirir su tractor, esto prueba de que lo considera necesario y además conveniente. Ello no siginifica que esté en condiciones financieras para afrontar una operación de esta importancia, y es por esto que debo insistir en la última parte de mi respuesta a la primera pregunta, es decir, la imperiosa y absoluta necesidad de que exista un sistema crediticio que ayude al productor agropecuario.
La lluviosa mañana del 26 de octubre en Haedo (Gran Buenos Aires) no logró restar brillo al acto central con que Deutz-Cantábrica, Fábrica de Tractores y Motores, procedieron a inaugurar la nueva y monumental planta de 23115 metros cuadrados cubiertos, que de ahora en adelante y bajo la sigla comercial de DECA, dará un vigoroso impulso a la fabricación en Argentina de los prestigiosos tractores Otto Deutz y de motores de la misma línea para otras aplicaciones en el campo y en la industria. Al filo del mediodía arribó a la fábrica el presidente de la Nación, doctor José María Guido, acompañado por el jefe de la casa militar; su edecán de turno; el secretario de Industria y Minería, ingeniero Meijide; el interventor federal en la provincia, doctor Trigo Viera; el embajador de Alemania; el presidente del Banco de la Nación y otras altas autoridades.
Fue recibido por el presidente de DECA (Deutz-Cantábrica, firma argentina), doctor Horacio N. Bruzzone, el presidente de la empresa alemana Klockner-Humboldt-Deutz AG de Colonia, doctor Heinrich Jakopp y otros altos directivos de DECA, a quienes rodeaban más de 200 agentes concesionarios argentinos.
ASISTIÓ EL PRESIDENTE GUIDO AL ACTO INAUGURAL DE LA MODERNA PLANTA LEVANTADA POR DECA S.A.
Enclavada en un denso sector industrial de Haedo, la nueva planta habilitada en el país para la fabricación de tractores y motores de la línea Deutz, de Alemania, se asienta sobre un casco de 12 hectáreas, de las que emergen, en un solo y altamente moderno "block", los 23115 metros cubiertos, bajo los cuales se han montado las matrices de máquinas de más avanzada técnica.
El enviado especial de AGRO NUESTRO fue testigo presencial de la forma elogiosa con que el presidente de DECA se refirió a los 909 técnicos y obreros argentinos que sirven la planta, al señalar su alto grado de preparación para el desarrollo de sus tareas específicas y a su natural predisposición para absorber inmediatamente los más modernos métodos del trabajo en serie, en base a serios estudios de rendimientos. El doctor Horacio N. Bruzzone se mostró sumamente confiado en la mano de obra argentina a la que considera un serio respaldo para una inversión de 540 millones de pesos, que tal es el capital constituido por DECA (50% de La Cantábrica y por otro lado de la casa matriz de Colonia, Alemania).
Muy cerca del ingeniero Ernesto P.J. Schwarzbock, vicepresidente de DECA, y del ingeniero Llorente, de alta jerarquía en el departamento de comercialización, nuestro enviado especial sacó en conclusión que la capacidad de producción de esta planta es de 4000 tractores anuales y 9000 motores de diverso tipo, en el mismo período. La producción actual es algo inferior a la normal: 3500 y 5200, respectivamente. La totalidad de los tractores fabricados en el país, desde 1960 en adelante, alcanza a 7200 unidades, todas ellas en servicio activo.
Quizás lo más importante en señalar, a este respecto de datos de fabricación, sea el porcentaje de integración nacional al que se ha llegado, que en estos momentos alcanza al 67% de materias primas argentinas para el tractor y del 66% para los motores, índices altamente auspiciosos.
RED DE DISTRIBUCIÓN COMERCIAL desde que DECA inició sus actividades industriales y comerciales en el país, se dio a la tarea de ubicar en cada zona a firmas ya constituidas, con antecedentes en al distribución y atención asistencial de tractores, que fueran una garantía para la tradicional responsabilidad de Deutz ante el mercado adquiriente. Así, llegó a formar un plantel de 126 concesionarios, por intermedio de los cuales entregó 3026 tractores y algo más de 1700 motores en el término de los últimos 12 meses, mientras que desde 1960 esas cifras se elevan a 6700 tractores y 2000 motores. Para ajustar las ventas a la dinámica que obliga la producción de la fábrica, sin desestimar, por otro lado, las posibilidades muy particulares que imperan en estos momentos en el sector agropecuario, se realizó en la Capital Federa la primera convención nacional de concesionarios DECA entre el 24 y 26 de octubre, procediéndose este último día a la inauguración de la fábrica.
CONFERENCIA DE PRENSA si hacía falta una nueva demostración de las trabas que significan para el desarrollo de la economía agropecuaria la carencia de una legislación crediticia de fomento y los fondos para llevarla a cabo, esa demostración la encontró nuestro enviado especial durante la conferencia de prensa realizada en el Alvear Palace Hotel de la Capital Federal en la noche del jueves 25 de octubre.
Estaban allí los industriales, que en gran porcentaje hablaron el mismo dialecto de los cooperativistas y gremialistas agrarios, al referirse a la virtual paralización de ventas (nosotros decimos "imposibilidad de mecanizarnos" o de renovar las herramientas) por falta de asistencia crediticia al productor agropecuario. No es el caso repetir aquí las fórmulas puestas en evidencia para conjurar en parte esta situación, pues sabemos perfectamente que el campo no podrá esperar milagros que él mismo no provoque en base a su producción. El crédito aún está volcado - lo ratificó el ministro Alsogaray en Rosario hace exactamente un mes y en forma pública - a otras actividades que no son, precisamente, las agropecuarias. Confiamos, eso sí, que en la misma medida que esos fondos se vayan rescatando, se vuelquen al campo, porque su promoción y fomento es algo que ya no se puede demorar, porque la víctima de esta política crediticia anterior no se circunscribe al agro en particular sino a todo el país.
Expresó en primer término el ingeniero Schwarzböck que "la implantación de la industria del tractor es una necesidad de nuestro país, donde existe un mercado amplio y un ahorro de divisas que está en el orden de los 50 millones de dólares anuales".
Seguidamente, el orador historió el proceso que determinó la declaración de "interés nacional" para esta industria y la labor desarrollada por su empresa desde 1959, año en que inició sus actividades. Agregó, luego, que cada día se hace más necesaria la concesión de créditos para el agricultor, si se quiere alcanzar prontamente un alto grado de tecnificación en el agro, ya que "es evidente que la crisis que aletarga nuestra economía ha tenido repercusión en el campo. Además - prosiguió - los usuarios del tractor han conocido en los últimos tiempos rigores naturales que han aumentado su iliquidez". Repitió el ingeniero Schwarzböck que la necesidad de crédito satisfecha, determinó la rápida mecanización en los países más adelantados, dado que solamente así puede llegarse a la adquisición de maquinaria agrícola o de un tractor, cuyos costos suponen inversiones que el productor agrario no puede desembolsar sino a largo plazo. Volviendo al tema de los mercados locales destacó que el fabricante argentino está en inmejorables condiciones para entregar al usuario la máquina que mejor se adapte a las necesidades de nuestro campo. Destacó la fabricación en el país de 5 modelos de tractores; la aplicación universal del motor fabricado por DECA a las más distintas necesidades y la posibilidad de usar el motor del tractor para otros usos.

domingo, 14 de enero de 2018

No pudieron ser: tractores livianos Carraro en Haedo

Carraro Argentina prevé fabricar tractores livianos: La empresa realizará inversiones para incorporar maquinaria de última tecnología y mejorar la infraestructura. El proyecto incluye integración progresiva de piezas y partes nacionales.

Carraro reunión con Giorgi La empresa Carraro Argentina, que pertenece al grupo internacional Carraro, apuesta a los tractores livianos. El director general de la compañía, Antonio Minchio, se reunió con la ministra de Industria, Débora Giorgi, y adelantó el nuevo plan de inversiones de la firma -productora de ejes y transmisiones para maquinaria agrícola- para comenzar a fabricar tractores livianos. Los directivos aseguraron que el proyecto incluye la integración progresiva de piezas y partes nacionales. Giorgi analizó con los directivos las distintas posibilidades en materia de desarrollo de proveedores locales y puso a disposición las herramientas crediticias que dispone el ministerio.
Acompañaron a la ministra durante la reunión, el secretario de Planeamiento Estratégico Industrial, Horacio Cepeda y el asesor Pedro Vergara. Por la empresa estuvieron presentes, además, el gerente de Logística, Carlos De Re y los directores de Finanzas y de Legales, Lorenzo Favero y Mario Tolusso, respectivamente.
Financiación En el encuentro, la ministra destacó el programa REFOP que –a través de financiamiento blando canalizado por el Banco Nación- pone a disposición de las compañías un fondo de $ 8.500 millones para la adquisición de camiones, equipos de riego, maquinaria agrícola y buses. También detalló los beneficios del Programa de Bienes de Capital, que “en 2014 otorgó $ 3.900 millones”.

viernes, 12 de enero de 2018

Anexo documentos: tractores argentinos en el exterior

Deutz A 110 en Alemania (Mattias Hoemmen) / Deutz A 110 en Alemania (Hermann Röpke)

Fiat 900 en Países Bajos / Fiat 700 en Bélgica

Hanomag R75 en Europa (país a identificar) / Hanomag R60 en Alemania

IAME Pampa 1954 en ¿Bélgica? / IAME Pampa circa 1956 en ¿Alemania?
IAME Pampa 1952 en Alemania (de Alex Lange) / IAME Pampa en Alemania


IAME Pampa en Alemania / IAME Pampa en Países Bajos
IAME Pampa en Alemania / IAME Pampa 1954 en Alemania
IAME Pampa 1952 en Alemania / IAME Pampa en Alemania

miércoles, 10 de enero de 2018

Anexo: Documentos Deutz A 110

Una increíble nota realizada por Oldtimer Traktor en 2013, una revista alemana especializada en maquinaria agrícola. Quienes entiendan alemán, podrán disfrutarla al máximo. También se habla del Fahr D 800, idéntico mecánicamente al A 110.

sábado, 6 de enero de 2018

Folleto de aplicaciones motor Bedford SN-46

Folleto original de la época (enero de 1974) y publicidad de principios de los 60's. Utilizado con importante éxito en maquinaria agrícola, principalmente cosechadoras.

martes, 2 de enero de 2018

Anexo: documentos SOMECA CONCORD (tractor n° 5000)

Según la Revista Carreteras n° 30, de octubre de 1956: "El 11 de octubre a las 12:20 horas, salió por sus propios medios, de la linea de montaje, el tractor n° 5000 producido por la firma mencionada, cuyo armado había comenzado, en el otro extremo de la cinta transportadora, 20 minutos antes.
El acontecimiento, ocurrido en la fábrica instalada en Ferreyra (Córdoba), fue saludado con el caluroso aplauso de una multitud que asistió al acto invitada por las firmas productoras.
El aplauso rendido al tractor 5000 iba dirigido, en realidad, a una empresa que planificó una fábrica - verdadero modelo en su género - que significa un positivo aporte al desenvolvimiento industrial del país y una efectiva cooperación con los propósitos de reactivación de las explotaciones agropecuarias, que actualmente preocupan a distintos círculos de la República.

El establecimiento: la fábrica de Ferreyra, que ocupa un terreno de más de 30 hectáreas, da trabajo a 630 obreros y a 230 empleados técnicos y administrativos. Los edificios superan una superficie cubierta de 60000 m2. Una fábrica de electricidad, actualmente en construcción, le proporcionará una energía de 5000 kVA, independizándola de todo suministro exterior. Las distintas dependencias que la constituyen comprenden: pista de pruebas; depósitos de inflamanbles, "usina", taller de mantenimiento; garage; almacenes; carga de baterías de acumuladores; recepción e inspección de materiales; laboratorio químico; laboratorio físico-mecánico; subestación transformadora de electricidad, planta de lavado y pintado de piezas, líneas de maquinado en serie; plantas de tratamiento térmico centro de submontajes; linea de armado final, e instalacion para pintura, además de otras auxiliares de variada naturaleza. Accesoriamente existen edificios especiales para las oficinas técnicas y administrativas y otros para vestuarios, baños, comedores y otras comodidades para el personal. Cuenta también con playas de estacionamiento para automotores, guarderías para bicicletas, pabellón portería y guardia. Dos grandes edificios más, en construcción muy adelantada, serán destinados a la fabricación de motores para los tractores y otros, más pesados y potentes, para diversos usos tales como plantas de fuerza motriz y grupos electrógenos. Asimismo, se instalará próximamente una unidad ferroviaria que producirá vagones de distinto tipo y otros materiales de ese uso, excepto lo referente a la tracción.
Luego del acto antes mencionado que contó con la presencia de autoridades gubernamentales, militares y eclesíasticas y con representantes del comercio, la industria y la prensa del país, la firma ofreció un almuerzo, al que concurrieron cerca de 1500 invitados, entre los cuales estaba todo el personal de obreros y empleados de la casa

La 1° convención de concesionarios: posteriormente, en las primeras horas de la tarde se realizó la ceremonia de la inauguración de la 1° Convención de Concesionarios FIAT-SOMECA-CONCORD. Hicieron uso de la palabra en esa circunstancia el jefe de la delegación FIAT para América Latina y presidente de Concord, Dr Aurelio Peccei, que declaro inaugurada la convención mediante un discurso conceptuoso, en el que hizo un exhaustivo análisis de la actual situación nacional en lo referente a las posibilidades financieras y prácticas de venta del producto. Sus palabras, serenas y oportunas, fueron recibidas con el aplauso de todos los convencionales. Luego habló, para referirse a las condiciones técnicas del tractor producido el ingeniero Juan Basso, director de la fábrica. Posteriormente lo hizo, en nombre de los concesionarios, el representante de la firma que detenta la concesión en Córdoba y por último el ingeniero Juan R. Portalis, genrete de la firma Sevitas, distribuidora de los tractores Someca, que se refirió a las "Fronteras de la Mecanización Agrícola".
Liuego de los discursos dieron comienzo a las deliberaciones programadas.
Conferencia de prensa: en un aparte especial, el dr Peccei concedió una conferencia de prensa, en la cual se puso gustosamente a disposición de los periodistas presentes. El animado diálogo sostenido y la precisa respuesta a las preguntas que se le formularon, permitieron a los representantes de la prensa obtener una cabal visión de la excepcional importancia y la verdadera trascendencia que tiene para nuestro país la instalación fabril de Fiat en Ferreyra.

APLAUSO SIGNIFICATIVO: Faltaban pocos instantes para que el tractor 5000 abandonara la línea de montaje. Sólo restaba colocar una pieza, el volante. Dio ese toque final el director de la fábrica, ingeniero Juan Basso, que para ello, subió al vehículo, provisto de un destornillador y comenzó a fijar la pieza roscando el tornillo respectivo. Al hacerlo manipuló la herramienta con una técnica y destreza notables. Una amplia sonrisa campeaba en los rostros de todos los circunstantes hasta que de pronto un aplauso cerrado, que partió del grupo de obreros que contemplaban la ceremonia, rubricó la admiración que sentían por la habilidad magistral de su jefe que demostraba, prácticamente, su cabal conocimiento de todos los secretos de la vida de la fábrica. Ese aplauso obrero significaba la sanción y reconocimiento de una jerarquía ganada por una superior capacidad profesional".