domingo, 9 de febrero de 2014

Yale

Autoelevadores Yale S.A. comenzó su actividad comercial el 1ro de Abril de 1980, prosiguiendo con la comercialización de los autoelevadores marca Yale en la Argentina, actividad que era realizada por Eaton ICSA y por Buxton S.A. desde principios de 1960.
Luego de tres años de comercializar equipos importados y debido al cierre de la importación, en el año 1982 Autoelevadores Yale S.A. comenzó a fabricar autoelevadores bajo licencia de Yale Materials Handling Corporation.
Con ese objetivo se constituyó San Luis Yale S.A.. La actividad fabril comenzó en el año 1985, llegando a producir hasta 30 unidades mensuales.
Finalmente en Mayo de 1993 ante la reducción de aranceles de importación de bienes de capital a cero, la fabricación nacional dejó de ser competitiva y se cerró la planta de San Luis.

Es a partir de 1993, que la empresa se avoca a la comercialización de equipos importados de Japón y de U.S.A., llegando a ser líderes absolutos en el mercado, fortalecidos además con una importante red de distribuidores a lo largo y ancho del país, a través de los cuales se ha logrado una mayor cobertura comercial y de apoyo logístico en servicio técnico.

El vertiginoso crecimiento del mercado logístico, packaging e industrial fue el propulsor por el cual la estrategia comercial se vio rediseñada hacia un nuevo ámbito comercial.

Es así que el año 1996 nace el servicio de Alquiler de Equipos, contando para ello con una importante flota de autoelevadores eléctricos y a combustión interna.

En Abril del año 2012, Autoelevadores Yale S.A., es adquirido por un nuevo grupo inversionistas extranjeros, quienes se han propuesto un nuevo desafío de expansión, renovación y reposicionamiento de la marca Yale, para lo cual esta implementado un diseño de mejora continua de sus unidades de negocios: Ventas, Alquileres, Servicio Técnico, Repuestos, Capacitación y Post Venta, a fin de brindar una atención de calidad y eficiencia al cliente.