jueves, 11 de septiembre de 2014

TAMSE

La sociedad estatal Tanque Argentino Medio Sociedad del Estado, fue la empresa dedicada a la producción del TAM, cuya existencia estuvo enmarcada en los albores del final de la dictadura militar argentina, el inicio de la democracia y los procesos de privatización y los escándalos de corrupción del ex-presidente Carlos Menem.
La sociedad Tanque Argentino Medio Sociedad del Estado, fue inicialmente creada en 1979 sobre el papel y estaba ideada para apalancar la producción del TAM en la Argentina.
Oficialmente se fundó en el año de 1980, tras obtenerse la asistencia y cesión de derechos del prototipo TH-301, obtenido de la firma germana Thyssen Wehrtechnik, para la producción de un tipo de carro de combate, en el que se emplea la base mecánica del Marder, pero con motorización y suspensiones claramente modificadas para soportar las cargas cinéticas generadas por el disparo del cañón usado, así como estaba totalmente conceptuado bajo los preceptos emanados de los altos estamentos dentro del E.A. y sus exigencias para un carro altamente especializado, modificable, actualizable y de producción local.

La planta primaria, la Fábrica Militar "San Martín" originalmente se construyó en un periodo de 3 años, entre 1977 y 1980, luego la industria necesaria para mantener sus esfuerzos y labores se iría creando y/o se actualizarían las plantas de materiales de uso en su construcción, lo que sería concluido para llevar a cabo la producción sin necesidad de importar los materiales necesarios para la fabricación del TAM.
Es así como la industria siderúrgica Altos Hornos "Zapla" se integra al proceso de fabricación, en donde se fundían los aceros especiales usados en su producción, y la planta de ensamblaje sería la última en terminarse, en 1981; ya que los primeros ejemplares eran provenientes de conjuntos CKD, los que luego eran ensamblados en los talleres de maestranzas y obras especiales del DFGM en el ejército de la Argentina, los que resultaron reducidos para dicha tarea, por lo que se tuvo que añadir otra facilidad; ésta sería la planta en Boulogne, una instalación con más de 15 mil metros cuadrados de extensión, en donde se daría la forma final a los TAM, y se haría la integración de los demás elementos producidos en la otra planta hermana de la primera la Fábrica Militar de Río Tercero, en donde se producían los subsistemas y conjuntos de energía adicionales.
Cabe recordar que la motorización era de procedencia brasileña originalmente, ésta era fabricada por la MTU, que luego de abrir sus instalaciones en territorio argentino, retoma la producción del motor MB 833 Ka M-500;4 pero ya en las líneas de fabricación locales de la FIAT Argentina se analizaba la factibilidad de desarrollar un motor localmente y así lograr la autonomía total en su fabricación.

Producción: En el curso del desfile patrio del año 1976 se vieron los primeros "prototipos" del TAM, los cuales eran originalmente conjuntos de 6 TH-301 ensamblados en la Argentina, más 4 TAM VCTP hechos ya localmente, pero con partes suministradas por los alemanes.
Luego de este trascendental suceso, se iniciaría la etapa denominada "integración nacional", que desde 1979, y bajo la batuta de la DGFM y la FMGSM como cabeza de planta, convocaría a empresas locales como: MECATROL, Fiat Argentina S.A., Astarsa, REPMAN, Synteplast, LUSOL, Pictum, así como Rodajes argentinos, Montefiore, Joleni, AEG Telefunken de Argentina S.A., y a los contratistas civiles como Alfredo Lopez, Grisolia y Romero, Técnica Toledo, y hasta empresas recientemente creadas como Champion, DEARMEDELEC, TENSA, y decenas más; e incluso se les mostró la forma de como llegar a un nivel de formación y productividad a estándares de certificación dentro de las normas de calidad internacional, todo ello por cuenta de los ingenieros y técnicos argentinos que habían sido contratados a tal efecto por el estado argentino y que laboraron inicialmente en la FGSM.
Para este año (1982), ya era producido localmente al menos el 70% de los componentes del TAM, y así la DGFM y TAMSE habían comenzado el desarrollo para reemplazar otros componentes críticos que aún eran importados por otros de producción nacional, eliminando así la dependencia de proveedores extranjeros.
Para ello, se inicia el desarrollo y los trabajos de diseño de un nuevo conjunto impulsor en la planta de la Fiat Argentina, para la construcción de un propulsor de combustible diésel de desarrollo local. Con ello se aseguraría la independencia de dicha provisión, y se dispondría de un gran complejo industrial pesado.

La planta de la FIAT Argentina, con sede en la localidad de Ferreyra, provincia de Córdoba, conocida entonces como GMD ("Grandes Motores Diésel"), fue la que completó algunos prototipos de un bloque motorizado de uso pesado, compuesto por un motor y una transmisión hecha localmente bajo licencia que en un futuro reemplazarían al bloque propulsor de la MTU de 720 caballos de fuerza (793 CV) y la transmisión Renk, que en las versiones iniciales eran componentes de origen alemán, los que seguirían después propulsando a la integridad de la familia TAM, así como a sus variantes, pero ya hechos en la Argentina, en la planta del constructor alemán.

Ya a principios de los 80, TAMSE comenzó el desarrollo de un blindado porta mortero, el cual fue designado como TAM VCTM, y ante los óptimos resultados obtenidos tras sus pruebas, el ejército argentino ordenó 54 vehículos del modelo en cuestión. A mediados de los ochenta TAMSE produjo dos nuevas versiones del TAM, el TAM MRLS y el TAM VCRT.
La ambulancia TAM VCSAN fue un proyecto que se abandonó posteriormente debido al alto costo de su construcción, por lo que se optó por elegir a una opción de las más asequibles para el momento (o un M-9 Halftrack o un M113 Sanitary). El VCLC fue desarrollado con ayuda israelí y dotado con el sistema del lanzador del cohete LAR-160.

El TAM VCLC portaría los misiles CAL-160 (Cohete de Artillería Ligero de 160 milímetros) y los CAM-350 (Cohete de Artillería Mediano de 350 milímetros), ambas versiones locales de los modelos israelí LAR-160 y MAR-350. El CAL-160 utilizaba dos soportes con afustes de lanzamiento para hasta 18 cohetes, y el CAM-350 utilizaba un solo soporte on capacidad para cuatro misiles.

El TAM VCRT es la versión de un vehículo de recuperación para el tanque, que fuera producido en la Argentina en base del chasis del TAM, pero ya con tan sólo una unidad se demostró la premura de su concepción; pues por la inexperiencia argentina en dicho campo no se tuvieron en cuenta factores críticos en su construcción, por lo que su fabricación en serie fue abandonada prematuramente.
El vehículo de tipo de puesto de comando, el TAM VCPC sería desarrollado en un chasis básico de un TAM VCTP, pero ya sin la torreta y sin la ametralladora posterior.
Así mismo, la configuración interna de sus habitáculos sería reajustada, y se le dotó de nuevos elementos como radios adicionales, un porta mapas de tipo tablero, una mesa-tabla táctica, y otros equipos específicos. Este vehículo fue aceptado para servicio pero solamente unas pocas unidades fueron producidas.

A fines de los 80, el ejército necesitaba sustituir al veterano AMX-13 Mk. F-3, el único blindado de artillería de calibre 155 mm que disponía la Argentina para dicho momento, por lo que la TAMSE comenzó a desarrollar una versión de un sistema de artillería autopropulsado del TAM, y como opción final se selecciona un sistema de artillería de procedencia italiana Palmaria, tras lo cual se adquieren 25 sistemas a la firma OTO Breda en Italia.
Este nuevo TAM se llamaría VCA Palmaria, el cual utiliza un conjunto Palmaria y recuperó un prototipo de un chasis nuevo, de 40 toneladas de peso; y derivado del proyecto TAP (Tanque Argentino Pesado), que nunca consiguió pasar de ser un prototipo. Con siete ruedas, aparte de otras modificaciones extensivas hechas a dicho casco.
Éste vehículo fue evaluado a principio de los 90, siendo considerado como satisfactorio y luego incorporado al servicio activo. La producción de esta versión fue emprendida por MESTRINA (con sede en La Boca), debido a que en los talleres de la FMGSM, quien era el constructor de los chasis, se llevaban a cabo otros procesos.

Producción final: De 1984 a 1990 TAMSE estaba abocada a la producción de los blindados TAM VCA, TAM VCDT y TAM VCAMUN, y antes de 1990; el ejército argentino tenía ya en su inventario como derivados del TAM:

216 TAM VC
60 TAM VCTP
36 TAM VCTM
9 TAM VCPC
Entre los años 1993 y 1994 se armaron en las instalaciones de Boulogne los últimos 120 VCTAM, a un ritmo de 10 mensuales, con las partes que formaban parte del inventario de TAMSE e incluso con un VCTAM que fuera enviado en su oportunidad a Dubai, Emiratos Árabes, para un serie de pruebas contra vehículos de otras procedencias. Es de destacar que el VCTAM resultó vencedor de las mismas. Los últimos VCTAM producidos en TAMSE fueron entregados en su totalidad al la 2.ª Brigada Blindada, mientras que los sobrantes sirvieron para reparaciones de todos los vehículos de la 1.ª Brigada Blindada.

Final: Los pocos chasis inconclusos del TAM VCTP fueron almacenados en las instalaciones abandonadas de TAMSE. Dicha planta ahora se conoce como el Centro de Recuperación de Vehículos Blindados, y en desarrollo estaban el TAM VCCDT y el nuevo vehículo de abastecimiento de la munición de la serie TAM VCTM.

En el año 2001, el ejército analizó la posible reactivación de los locales de la TAMSE para modificar el prototipo de recuperación TAM VCRT y hacerlo viable para su producción, pero este programa, que incluyó un cambio de la recuperación a las misiones armadas para los ingenieros militares, no prosperó dados los graves problemas políticos y económicos que forzaron otra vez la cancelación del proyecto de reactivación de la sociedad TAMSE.
Otros de los proyectos que no fueron desarrollados serían las versiones TAM VCLP (Vehículo de Combate Lanza Puentes), TAM VCDA (Defensa Aérea), el que contaría con una torreta nueva y dotada con cañones gemelos de 30 o 35 mm, y el TAM VCLM (Lanza Misiles), el cual contaría con sistemas de artillería antiaérea tales como el Roland 2 o de producción local como el Halcón (versión argentina del sistema de armas antiaéreo Roland 2).
Plantas de producción: La primera planta se situó en la Fábrica Militar "San Martín", de Villa Martelli, en el mes de mayo del año 1979.
En esta era en donde se construía el casco del tanque; la segunda, en la en la Fábrica Militar de Río Tercero, Córdoba, para hacer los trabajos de construcción de la torreta y su integración con el cañón y así como se sostenía la producción de las orugas y la tercera, en Boulogne, donde estaba la planta de montaje sobre una superficie de 15.000 metros cuadrados (unas doce manzanas) donde estaban tanto la pista de pruebas como la pista de manejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CONSIDERACIONES AL COMENTAR.

No comentar POR DUPLICADO, TRIPLICADO, ETC... los comentarios se moderarán, se leerán y publicarán. NO perder la paciencia.

NO comentar con mayúsculas, se borrarán los comentarios. Mantengamos el orden y la cordura.

NO SE ADMITEN AVISOS DE COMPRA-VENTA, ESTA PÁGINA NO PERSIGUE ESE FIN Y NINGUNA MÁQUINA PUBLICADA ESTÁ A LA VENTA YA QUE SON SIMPLEMENTE FICHAS TÉCNICAS.