sábado, 5 de abril de 2014

Rector


Emilio F. Callegari Bettiol, un hijo de agricultores nacido en Casilda en 1914, era una persona con gran voluntad e iniciativa. Tenía 5 hermanos más, cuyo padre estaba muy enfermo.
En una oportunidad, un tío le ofrece trabajar en un campo de Gigena, provincia de Córdoba. Allí compró dos cosechadoras Druett, ya que trabajaba como contratista y al poco tiempo se independizó de su tío.
En abril de 1947, vuelve a Casilda y un hermano le propone explotar conjuntamente un campo.
Al terminar la segunda guerra mundial, surge la necesidad de la mecanización del agro y Don Emilio abre un taller metalúrgico dedicándose a la reforma de máquinas cosechadoras de arrastre para convertirlas en automotrices, encontrando en esta experiencia la senda que habría de conducirlo a un emprendimiento mayor.
Don Emilio le propone a un amigo de apellido Fornero, la fabricación de una cosechadora, el cual no accede a su pedido, tratándolo de "loco".
Para asegurarse de tener suficientes fondos, vende una cosechadora Druett de su propiedad, para poder, con ese dinero, comenzar con la fabricación de cosechadoras.
Así es que en 1949 construye de su propio ingenio su primera cosechadora automotriz, que al quedar demostrada su eficiencia en las pruebas de cosecha, hace que en 1950 instale su establecimiento para la fabricación en serie de un nuevo modelo de cosechadoras.
Éstas fueron fabricadas en la calle Vicente López al 2200; dos unidades vieron la luz y ambas fueron vendidas a dos personas del mismo apellido pero sin parentesco alguno: Los señores Chiconi, uno de Arequito y el otro de la provincia de Córdoba (éstas máquinas salieron con el nombre de Emilio Callegari).
Ante el crecimiento, seguidamente, compró un terreno, el cual levantó su fábrica (hoy ocupada por la empresa "Gentili"). Los comienzos fueron duros, con sólo tres empleados pero llegando a tener 150 obreros en su mejor etapa.
La sociedad que en 1955 se formalizó con Emilio Callegari fue el Establecimiento Industrial Rector S.A.C. Y F., siendo el nombre Rector la marca que llevaría estampada cada máquina que saliera de su fábrica. Posteriormente lanzan al mercado las máquinas llamadas mixtas, también automotrices, que podían emplearse en cosecha de grano fino (trigo, lino, etc.) y, con el recambio de accesorios y plataforma de recolección, se convertían en cosechadora de maní.
También fabrican las plataformas para cosechar maíz aplicable a todas las cosechadoras.
Finalizando la década del '50 trabajaban en este establecimiento más de 70 obreros y empleados en todos los órdenes de dicha empresa, siendo sus titulares el fundador, Emilio Callegari, Jerónimo P Coirini, Adelqui Calcaterra y Enzo Citadini.
Se produjeron cerca de 1000 unidades, cuyos puntos de venta más importantes fueron Almafuerte, Bahía Banca, Berrotarán, Tucumán, Río Tercero, Azul y Salta, entre otros.
Cabe destacar que Callegari fue el creador de la emparvinadora de maní.
Rector cerró sus puertas en 1978.

(extraído, en parte, de Reinas Mecánicas - José María Barrale).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CONSIDERACIONES AL COMENTAR.

No comentar POR DUPLICADO, TRIPLICADO, ETC... los comentarios se moderarán, se leerán y publicarán. NO perder la paciencia.

NO comentar con mayúsculas, se borrarán los comentarios. Mantengamos el orden y la cordura.

NO SE ADMITEN AVISOS DE COMPRA-VENTA, ESTA PÁGINA NO PERSIGUE ESE FIN Y NINGUNA MÁQUINA PUBLICADA ESTÁ A LA VENTA YA QUE SON SIMPLEMENTE FICHAS TÉCNICAS.